Inicio Poesía El frío de vivir: un tibio contraste entre lo veterano y lo joven