Inicio Poesía El ojo bizco, esa hermosa capacidad de ver lo que la mirada no indica