Inicio Narrativa Mínima obra gorda: ‘Cara de pan’, de Sara Mesa