Inicio Destacado A propósito de una obra que ya no está en cartel: Calígula, Camus, los micrófonos y los paratextos